Published On: Vie, Jul 8th, 2016

Surcorea y EU desplegarán escudo para bloquear misiles Norcorea

Después de cinco meses de negociaciones, Corea del Sur y Estados Unidos han anunciado este viernes que instalarán un escudo antimisiles para protegerse de las provocaciones del joven dictador norcoreano, Kim Jong-un, quien a principios de año ordenó su cuarta prueba nuclear y ha lanzado varios proyectiles de largo y medio alcance desde entonces.

Escudo antimisil THAAD similar al que desplegarán en Corea del Sur las fuerzas estadounidenses en funcionamiento en 2013 - AFP

Escudo antimisil THAAD, similar al que desplegarán en Corea del Sur las fuerzas estadounidenses en funcionamiento en 2013 (Foto: AFP)

«Corea del Sur y EE.UU. han tomado la decisión conjunta de desplegar el Terminal de Área Defensiva de Elevada Altitud (THAAD, en sus siglas en inglés) con las fuerzas norteamericanas para garantizar la seguridad del pueblo y protegerlo de las armas nucleares de Corea del Norte, así como de sus amenazas con misiles balísticos», señaló el viceministro de Defensa Nacional, Yoo Jeh-seung, según informa la agencia oficial Yonhap. Una vez tomada la decisión, ya sólo falta concretar la ubicación de este sistema defensivo, que estará operativo a finales de 2017 y será construido por la empresa Lockeed Martin.

Aunque el escudo antimisiles pretende contrarrestar las amenazas de Corea del Norte, China ya ha protestado porque podría mermar también su capacidad militar debido a su cercanía. “Instamos enérgicamente a EE.UU. y Corea del Sur a que detengan el proceso de despliegue del escudo antimisiles, y les pedimos también que no den ningún paso que complique la situación ni hagan nada que dañe los intereses defensivos de China”, reclamó el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Pekín es el único aliado que le queda al régimen estalinista de Pyongyang, pero ha votado a favor de las últimas sanciones acordadas por el Consejo de Seguridad de la ONU para castigar sus bravuconadas, ya sea en forma de pruebas atómicos o ensayo de misiles. Tras el enfriamiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, viejos aliados de la época de la Guerra Fría, el despliegue de este escudo antimisiles dañará aún más sus lazos, ya que lo último que quiere Pekín es tener a sus puertas a las tropas estadounidenses acantonadas en Corea del Sur.

Rusia también ha criticado hoy contra el emplazamiento de sistemas antimisiles de Estados Unidos en Corea del Sur, ya que, según el Ministerio de Asuntos Exteriores, semejante paso conducirá a la «ruptura de los equilibrios estratégicos» en la región Asia-Pacífico, e incluso fuera de ella.

«Pese a la decidida oposición de la parte rusa y de otros Estados, EE.UU. y la República de Corea han llegado a un acuerdo para el despliegue en Corea de sistemas de misiles estadounidenses THAAD. Y este paso nos causa enorme preocupación», ha afirmado en una declaración el Gobierno ruso.

La cancillería recordó que Rusia, desde que EE.UU. y Corea comenzaron a estudiar posibilidad del emplazamiento de dichos sistemas, advirtió de las «peligrosas consecuencias que inevitablemente acarrearía tal decisión”» y llamó a abstenerse de adoptarla.

Para calmar sus temores, aunque probablemente sin éxito, el Pentágono ya ha emitido un comunicado asegurando que “cuando el escudo antimisiles THAAD está desplegado en la Península de Corea, se enfocará únicamente en las amenazas nucleares y con misiles de Pyongyang y no se dirigirá a terceros países”. Además de China, Rusia se había opuesto a este escudo.

Dicha iniciativa se suma a las últimas tomadas por la Administración Obama para acorralar a Corea del Norte. Esta misma semana, el Departamento del Tesoro estadounidense incluyó a Kim Jong-un y otros altos cargos del régimen en su lista negra por sus violaciones de los derechos humanos, una medida que Pyongyang ha calificado de “declaración de guerra

(Visited 255 times, 1 visits today)
EDUCATE A GIRL